Bereber por unos días en Marruecos

Marruecos

Bereber por unos días en Marruecos

Uno de los atractivos que ofrece Marruecos es sentirse como un bereber durante unos días, montando en camello y durmiendo en jaimas en el desierto después de contemplar un atardecer único y que jamás olvidarás. Nosotros lo hicimos aprovechando una escapada de un fin de semana largo. Aquí te vamos a contar con todo detalle cómo ir y dormir en el desierto en Marruecos.

Hacerlo por tu cuenta es algo prácticamente imposible, pero seguramente se pueda hacer, aunque seguro que se pierde mucho más tiempo que contratándolo a través del hostel en Marrakech o cualquiera de las ciudades que están “relativamente” cerca de la entrada al Desierto de Sahara.

Marruecos

De paseo por el desierto

Desde Marrakech sale por unos 50 euros por persona (depende del regateo que hagas) y te incluye el viaje, la cena y el desayuno en el desierto. Las comidas de camino van por cuenta propia y siempre te llevan a los restaurantes que ellos tienen pactados, pero libre eres de ir a otros. Por el camino que cruza la Cordillera del Atlas y es realmente espectacular se para en varios entornos de postal, como por ejemplo en la Kasbah Ait Ben Haddou y Uarzazat, donde se han rodado decenas de películas y series (Gladiator, Juego de Tronos, Lawrence de Arabia…) y que son de una belleza sin igual.

Después de 10 horas desde que sales de Marrakech llegas a tu destino, una carretera en medio del desierto en la que a un lado esperan unos amables camellos que te harán sentir como un bereber, es verdad que le quita magia el hecho de que no estás solo y vas con un buen puñado de mochileros o turistas que restan misticismo al momento, pero llegar a esos niveles de soledad hace falta mucho mas dinero por la excursión.

Marruecos

Kasbah Ait Ben Haddou

El paseo en camello dura como una hora más o menos y llegas media hora antes de que atardezca entre las dunas. Tampoco os imaginéis que vais a ir por dunas de arena fina tipo las de la playa o las que salen en los resúmenes del Rally Dakar…pero es verdad que es muy muy bonito.

Después toca elegir jaima, organizar la noche y cenar en comuna en una jaima grande con toda la gente. La cena, bien sea dicho, que está muy buena y tiene mucho sabor.

El paseo en camello dura como una hora más o menos y llegas media hora antes de que atardezca entre las dunas. Tampoco os imaginéis que vais a ir por dunas de arena fina tipo las de la playa o las que salen en los resúmenes del Rally Dakar.

Después, si no hace mucho frío, se reposa la barriga en la plaza que forman las jaimas, escuchando canciones bereberes y viendo las estrellas sin apenas contaminación. Al día siguiente, desayuno austero, vuelta al camello y de nuevo 10 horas de coche parando bien en Kasbah Ait Ben Haddou o Uarzazat, en la que no hayas parado a la ida.

Marruecos

Un pañuelito para evitar el polvo viene muy bien

Para tanto bus se hace casi obligatorio llevar una almohada de viaje para evitar los cabezazos y para la ruta en camello, un pañuelo o foulard os evitará de tragar polvo y de los pesados vendedores que os lo ofrecerán desde el principio.

Nosotros elegimos la excursión de dos días una noche, con la que llegas al desierto de Zagora, pero también está la opción de tres días y dos noches en la que descubres el desierto de Merzouga, algo más parecido al que tenemos en mente por las películas…

Marruecos

Estampa del camino

Nosotros elegimos la excursión de dos días una noche, con la que llegas al desierto de Zagora, pero también está la opción de tres días y dos noches en la que descubres el desierto de Merzouga, algo más parecido al que tenemos en mente por las películas…

Nosotros fuimos en octubre, pero aquí te recomendamos la mejor fecha para ir a Marruecos y disfrutar del desierto sin muchos agobios.

Aquí te ha contado un poco del viaje, pero si tienes dudas, no dudes en pregunta aquí.