De paseo por las Pirámides de Giza

Pirámides Giza Egipto

De paseo por las Pirámides de Giza

¿Cómo vas a ir a Egipto y no vas a contemplar y quedarte con la boca abierta ante la única de las 7 maravillas del mundo antiguo que aún perduran? Aquí te cuento como disfrutar de un paseo por las Pirámides de Giza, pero si quieres descubrir más de nuestro viaje a Egipto, pincha aquí.

Primer dato, las pirámides de Giza están 23 kilómetros al oeste de El Cairo, hasta allí se puede ir en transporte público, pero no lo recomendamos porque tienes que subir al metro, caminar, subir a un autobús y caminar…y tampoco te vas a ahorrar mucho dinero y vas a perder mucho tiempo.

Lo mejor, negociar el precio a través del hotel o en la misma calle con cualquier taxista que te de buena espina, por lo general son muy simpáticos y casi todos chapurrean un inglés bastante decente, no podemos olvidar que Egipto ahora no recibe a muchos turistas, pero en un tiempo no muy lejano ha recibido a cientos de miles de turistas por lo que la gente está preparada y acostumbrada al extranjero. Se puede sacar la ida y la vuelta por 10 euros o cerrar con el estar todo el día visitando otras pirámides por no más de 20 euros.

Como decía, lo mejor es optar por un transporte privado y dejarle bien claro lo que se quiere ver y que no vas a pagar un euro más de lo acordado.  

Ojo con los “policías turísticos” que estarán en el entorno de la entrada y se pondrán bastante agresivos si no les das un extra. NO TIENES QUE DARLES NADA

Ojo con los “policías turísticos” que estarán en el entorno de la entrada y se pondrán bastante agresivos si no les das un extra. NO TIENES QUE DARLES NADA, ya que tú has pagado la entrada y eso te da validez para ver las pirámides. Si te cruzas con uno de ellos, debes mantenerte firme, educado y sin perder los nervios, es complicado, pero se puede y es la mejor opción.

Pirámides Giza

Vista de las Pirámides desde lejos

Para visitar las pirámides de Giza (Keops, Kefrén y Micerinos) y la esfinge hay varias opciones, acercarte hasta la entrada, pagar el ticket y verlas andando o recorrerlas a camello o caballo. Esta opción es una turistada, pero como ahora no hay tanta gente visitándolas te sientes más especial porque apenas ves japoneses haciendo el ridículo encima de los animalitos. Es una buena manera de dar un paseo por las Pirámides de Giza. Aquí lo mismo, se debe pactar un precio, regatear y al final dejar claro que no habrá un euro más, si acaso una propinilla para la persona que te va a acompañar durante el trayecto.

Pirámides de Giza

Panorámica de las Pirámides

Y como recomendación final, tomártelo con calma, disfrutar, gozar de una maravilla que tenemos la suerte de disfrutar, conseguir detener el tiempo y dejar la mente en blanco ante algo así ofrece al viajero sentir de verdad la fuerza del entorno.

Aquí te ha contado un poco del viaje, pero si tienes dudas, no dudes en pregunta aquí.